Cómo mejorar la velocidad de mi web

Cómo mejorar la velocidad de mi web 2

Es un hecho. Queremos que todo sea rapido, que responda enseguida, si tu web no carga rápidamente, estás fuera del juego. Te habrás dado cuenta de que la velocidad es esencial, no solo para el posicionamiento web, sino también para brindar una excelente experiencia de usuario. Esto Google lo sabe, por eso lo valora como un factor de posicionamiento. Si alguna vez te has preguntado «¿Cómo puedo mejorar la velocidad de mi web?», estás en el sitio adecuado. Así que, ¡sigue leyendo! Te desvelaré algunos truquillos y consejos que, seguro, te vendrán de perlas.

Solución al error más frecuente

Si hubiera que destacar un error típico que comete la mayoría, es no optimizar las imágenes. ¡Venga! Que no te dé pereza. Imagina que tu web es una fiesta y las imágenes son los invitados; si vienen demasiados y muy grandes, tu casa se satura. Por tanto, una de las mejores maneras de mejorar la velocidad de carga de tu web es reducir el número y optimizar las imágenes. Especialmente si estás usando WordPress, te recomendaría optimizar las imágenes en WordPress con plugins específicos.

  1. Optimizar el tamaño de las imágenes: Antes de subirlas, utiliza herramientas de edición para ajustar su tamaño.
  2. Utilizar formatos adecuados: No todas las imágenes deben estar en .PNG o .JPG. Experimenta con formatos de imágenes como WebP que, en muchos casos, son más ligeros y mantienen la calidad.

Recuerda también habilitar la compresión gzip, por si no viene activado por defecto en tu hosting. Esta maravilla reduce el tamaño de tus archivos html, css y javascript, permitiendo que tu sitio web se carguen mucho más rápidamente.

Con solo ajustar un par de cosas, ya tienes medio camino recorrido para mejorar la velocidad de tu web.

Otros factores que influyen en la velocidad de la web

Aunque puedas pensar que ya has cubierto todas las bases al optimizar tus imágenes y elegir un buen hosting, la verdad es que hay un montón de detalles que, si se descuidan, pueden acabar robando segundos preciosos de carga. ¡Vamos a echarles un vistazo!

Proveedor de Hosting adecuado

Como te mencionaba antes, el alojamiento web es esencial. Pero, ¿sabías que no todos los hostings están funcionan igual ni ofrecen lo mismo? El tipo de servicio que elijas puede marcar una diferencia abismal.

  • Hosting compartido: Imagina que tu web vive en un bloque de pisos. Si uno de tus vecinos (otros sitios web) tiene mucho tráfico, un ataque, no está optimizada y usa muchos recursos, tu web podría resentirse. Estos hostings son más baratos, pero pueden ser problemáticos si tu sitio crece o si compartes espacio con webs «ruidosas». Normalmente ofrecen mucho espacio, pero limitan mucho la CPU y la RAM, precisamente lo que marca la diferencia.
  • VPS (Servidor Privado Virtual): Aquí, tu web sigue estando en un edificio con otros, pero cada uno tiene su propio espacio bien definido. Es como tener tu propio piso, con tus propias reglas. Ofrece mayor control y recursos garantizados, lo que suele traducirse en una mayor velocidad.

Implementa un sistema de caché

Ya te hablé de la magia del caché. Pero profundicemos un poco más. Cuando visitas un sitio web por primera vez, tu navegador tiene que cargar todos los elementos desde cero. Pero, al volver a visitarlo, si tiene un buen sistema de caché, muchos de esos elementos ya están guardados, haciendo que la carga sea más rápida. Aquí, plugins o herramientas de caché pueden ser tus mejores aliados. Estos «recuerdan» las versiones estáticas de tu sitio para mostrarlas a los visitantes recurrentes. Esto puede ser el gran diferenciador, configurar un plugin como WP Rocket es un antes y un después.

Retrasar la ejecución de Javascript

El Javascript es esencial para muchos sitios web, pero puede ser un consumidor voraz de recursos. Una solución es retrasar la ejecución de ciertos scripts Javascript hasta que el resto de la página se haya cargado. Esto asegura que tus visitantes vean el contenido primero, sin tener que esperar a que todos los scripts se ejecuten.

CSS no usado

Un código CSS limpio y optimizado es esencial para una carga rápida. Pero, con el tiempo, es común que se acumulen estilos que ya no se utilizan. Herramientas de revisión de CSS pueden ayudarte a identificar y eliminar este código redundante, aligerando la carga, generando un CSS optimizado.

Base de datos optimizada

Imagina que tu base de datos es como una biblioteca. Si está bien organizada, encontrarás lo que buscas al instante. Pero, si hay libros y papeles por todas partes, te costará más. De igual manera, una base de datos optimizada garantiza que tu sitio web pueda recuperar información rápidamente. Realiza limpiezas periódicas, elimina datos obsoletos y considera plugins o herramientas que ayuden en la tarea.

Preguntas frecuentes

Adentrémonos en ese mar de dudas que probablemente bullen en tu cabeza. A continuación, te ofrezco respuestas a las preguntas más comunes sobre cómo mejorar la velocidad de mi web:

¿Cómo saber la velocidad de carga de mi web?

Bien, empecemos por lo básico. Si no sabes a qué velocidad va tu web, es como conducir con los ojos vendados. Existen diversas herramientas online que te permiten medir la velocidad de carga de tu página web. Pagespeed Insights es una de las más reconocidas. Introduce la URL de tu sitio, y ¡voilà! Te ofrecerá un desglose detallado y sugerencias para pulir esos puntos lentos.

¿Por qué mi sitio web es más lento en unos países que en otros?

Es algo que sorprende a muchos. Imagina que tu web está alojada en España. Si alguien desde Japón intenta acceder, puede que note que todo va un poco más pausado. La clave aquí es la distancia al servidor. Utilizar un CDN (Content Delivery Network) puede ser la solución, ya que distribuye el contenido en varios servidores alrededor del mundo, asegurándose de que tu visitante acceda desde el servidor más cercano.

¿Los plugins de mi sitio web afectan a la velocidad?

¡Vaya si afectan! Aunque son geniales y nos brindan un montón de funcionalidades, abusar de los plugins es como intentar meter a 10 personas en un coche para 5; al final, todo se vuelve más lento y complicado. Así que, revisa tus plugins, mantén solo los necesarios y asegúrate de que estén actualizados.

¿Cómo saber la velocidad de un hosting?

El alojamiento web es como el motor de tu web. Si no ruge como debería, es probable que estés ante un problema. Aunque las empresas de hosting suelen ofrecer datos sobre su velocidad y rendimiento, siempre es bueno echar un ojo a opiniones reales de usuarios en foros o webs especializadas. ¡Infórmate antes de dar el salto!

Cómo optimizar mi sitio web para mejorar su velocidad de carga

Más allá de las imágenes y el hosting, hay otros trucos bajo la manga que puedes usar. Por ejemplo, minimizar el código (HTML, CSS y Javascript) puede ser de gran ayuda. Evitar redirecciones innecesarias, limitar recursos externos y, por supuesto, mantener tu base de datos limpia y optimizada son prácticas recomendadas. Recuerda que, a veces, menos es más. Y en el mundo web, esto suele traducirse en más velocidad.

¿Tanto puede afectar a mi negocio?

Mejorar la velocidad de WooCommerce (el plugin para tiendas online en WordPress), en estos casos es algo crítico. Una velocidad de carga lenta, está demostrado que perjudica las conversiones de tiendas online, cada segundo de tiempo cuenta.

Conclusión

Vivimos en un mundo acelerado. Donde cada segundo cuenta, y mejorar la velocidad de mi web es vital, no solo para ofrecer una buena experiencia de usuario, sino también para mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda. Recuerda de migra tu página a otro hosting es más fácil de lo que parece. Así que, no lo dejes para mañana. Toma las riendas, ajusta, optimiza y vuela en la autopista digital.

Cómo hacer el mantenimiento básico de tu web para no espantar clientes

En un vídeo de poco más de 15 minutos te cuento las tareas esenciales que permiten mantener tu web lo más segura y actualizada posible.

Servicios

Suscríbete

Te enviaré un video de 15′, donde te cuento las tareas para hacer el mantenimiento básico de tu web y tenerla actualizada y segura.

Responsable: Raúl Sáez Ruiz, titular del website thinkfocus.es

Finalidad: contactar y gestionar la solicitud a través de este formulario de contacto.

Legitimación: consentimiento del interesado (es decir, tú), al enviar el formulario.

Destinatarios: los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Scroll al inicio