Protección de datos en tu página web: cómo adaptar tu web al RGPD 2

Uno de los aspectos que más se debe cuidar hoy en día cuando se diseña y desarrolla una web es la protección de datos. Proteger la privacidad e integridad de los datos de los usuarios debe ser una de las prioridades de cualquier blog, página web, e-commerce o academia online, para ofrecer así las máximas garantías de confidencialidad y para evitar posibles sanciones económicas.

La protección de datos de una página web es un asunto de máxima importancia por lo que es necesario estar siempre informados de la legislación vigente y de los cambios que se van produciendo en la misma con el paso del tiempo.

Para evitar problemas y poder disponer de una web que cumpla siempre con los requisitos en protección de datos que marcan la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos española) y el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea) la mejor solución es delegar en profesionales del diseño web que puedan implementar las medidas para estar siempre al día en este tipo de normativas y leyes, siguiendo las indicaciones del asesor legal de cada empresa o profesional.

Cambios en la regulación de protección de datos en la web

Los últimos cambios en la regulación europea y española en cuanto al procesamiento de la información personal de los clientes y usuarios, implican nuevas exigencias que todo sitio web está obligado a cumplir. No adaptar un sitio web a estos cambios implica la posibilidad de recibir severas sanciones por unas cuantías realmente altas.

Entre los principales cambios que hay que realizar en una página web para adaptarse a las nuevas normativas de protección de datos tenemos:

  • Los datos que un sitio web puede solicitar y almacenar deben ser solo aquellos que sean necesarios para el fin con el que se van a utilizar.
  • Es necesario comunicar y especificar qué datos van a ser recogidos y cuál va a ser el uso que va a hacerse de los mismos.
  • Comunicar que el usuario tiene el derecho a rectificar o eliminar los datos cuando considere oportuno (se debe facilitar el contacto y la forma de realizarlo)
  • Se debe especificar qué persona es la responsable de esos datos (que está obligada al secreto profesional).
  • El usuario debe consentir de forma explícita que permite el almacenamiento y uso de los datos.
  • Hay ciertos datos que no deben ser solicitados, y en caso de hacerlo, comunicar a la persona que no está obligada a proporcionarlos (no pueden ser datos de obligado cumplimiento en un formulario, por ejemplo): Es este tipo de información se encuentran datos sobre ideología o religión, entre otros.
  • Solo se pueden compartir datos con terceros si la persona da su consentimiento explícito para ello. Este suele ser el caso de las cookies de terceros, que si bien no incluyen datos delicados, si que se comparten datos de navegación, preferencias, historiales, etc.
  • Se está obligado a implementar las medidas necesarias de seguridad para la protección de los ficheros de datos, como se indica en el RGPD para blogs y sitios web.

Cómo adaptar tu web al RGPD

Para adaptar un blog a RGPD es necesario realizar una serie de tareas y así evitar cualquier problema relacionado con la protección de datos del sitio, que pueda generar sanciones económicas graves.

Actualizar y reforzar políticas

Todas las políticas legales de la web como la política de privacidad, la política de cookies y el aviso legal deben ser redactadas con la mayor claridad y precisión posible, atendiendo a todas las indicaciones de las normativas europea y española de protección de datos. Siempre es recomendable que estén preparados por un asesor legal, a medida de las necesidades de cada web. No hay 2 negocios iguales.

Es importante recordar que en el footer o parte inferior de la web deben aparecer estos textos legales.

Consentimiento explícito

En todos los lugares de la web donde se solicite información, es decir, en todos los formularios que utilice el sitio (formularios de registro, encuestas, datos de compra y similares), se debe incluir una opción para que el usuario dé su consentimiento explícito. Este consentimiento explícito debe ser inequívoco, específico y verificable.

Registro de actividades de tratamiento

Se trata de un documento donde se analizan los distintos tratamientos que se van a dar a los datos que se almacenan de los usuarios, y donde se indican las medidas de seguridad que se toman sobre los mismos.

Informar al usuario

Es necesario insertar en cada formulario una cláusula legal que sea visible para el usuario, donde se comuniquen los puntos básicos que debe aceptar en su consentimiento explícito. Esta información debe proporcionarse antes del envío de los datos.

Revocar el consentimiento

Se debe posibilitar que el usuario revoque su consentimiento sobre el almacenamiento y tratamiento de sus datos en cualquier momento. Para ello es necesario proporcionar una dirección de correo electrónico a tal fin.

Implementar medidas de seguridad en la web

La página web debe contar con suficientes mecanismos de protección para garantizar la seguridad de los ficheros con los datos almacenados de los usuarios.

 

El RGPD y la LOPD en páginas web es un asunto muy serio que debe estar entre las prioridades de todas las empresas y profesionales. Si un sitio web cumple con todas las normativas podrá estar tranquilo, ya que no estará expuesta a sufrir sanciones, y sus usuarios podrán utilizar sus servicios web de forma segura y confiable.

Ir arriba
Abrir chat