Tipos de mantenimiento web 2

Los propietarios o administradores de una página web, blog o e-commerce saben el tiempo y esfuerzo que consumen las tareas de mantenimiento para garantizar una gran disponibilidad y un buen funcionamiento de un sitio web. Contratar un tipo de mantenimiento web profesional para tu web es la mejor alternativa para ahorrar tiempo y tenerla siempre optimizada y segura.

A continuación, hablaremos de los distintos tipos de mantenimiento web que se pueden contratar y cuál es el más apropiado para tu proyecto web.

Cuáles son los tipos de mantenimiento web 

Una página web o e-commerce siempre debe estar disponible y funcional para que los usuarios o clientes puedan interactuar con ella. Gracias a un servicio de mantenimiento web se puede garantizar que un sitio web esté en perfectas condiciones para el visitante o cliente.

Es importante conocer qué tipos de mantenimiento hay para así seleccionar el más adecuado para cada negocio y poder ahorrar tiempo dejando las tareas técnicas en manos de expertos.

Mantenimiento web general

Se trata de un mantenimiento genérico de un sitio web donde se revisan las funciones y características básicas de la web (como la actualización de WordPress y plugins o la comprobación de las copias de seguridad).

Este tipo de mantenimiento cuenta con un soporte limitado en cuanto a disponibilidad y tiempo de respuesta, siendo además tareas técnicas sencillas de actualizaciones sin entrar a nada más.

Mantenimiento web estándar

Consiste en un servicio de mantenimiento web, donde se revisan y realizan más acciones preventivas y de optimización del sitio web. Se actualizan plugins y temas, la versión de WordPress y se optimizan los distintos aspectos técnicos que influyen en el tiempo de carga, entre otras tareas como gestión del contenido, pequeños cambios en funcionalidades de la web, diseño, etc.

Un mantenimiento estándar tiene un mayor soporte técnico, revisiones proactivas periódicas y un tiempo de respuesta más rápido ante cualquier incidente. Es el tipo de servicio de mantenimiento que más se contrata en el mercado, ya que se adapta a las necesidades de la mayor parte de proyectos web.

Mantenimiento web específico

En un servicio de mantenimiento web específico o premium se delegan todas las tareas técnicas para mantener la web con un funcionamiento óptimo. Este tipo de mantenimiento libera de todas las responsabilidades al administrador o dueño de la web, dejándolas en manos de un profesional experto en la materia. Es la mejor manera para ahorrar tiempo y estar tranquilos en relación con la disponibilidad y usabilidad del sitio web.

Este mantenimiento destaca por disponer de un alto nivel de soporte y un tiempo de respuesta inmediato (medido en horas, en lugar de en días). Además, se suelen incluir opciones para consultas online (por videollamada o chat) para resolver problemas o dudas, actualizaciones de contenidos, cambios de diseño, estructura, asesoramiento y configuración de nuevos plugins para nuevas funcionalidades, etc. es como tener alguien en el mismo equipo dedicado solo a la web.

Como es lógico, el precio del servicio de mantenimiento web específico es superior al resto de opciones.

Qué tipo de mantenimiento web necesitas

Para elegir un buen servicio de mantenimiento de páginas web, que se adapte a tus necesidades, es necesario conocer el objetivo de la web, el tráfico que genera y si se está monetizando.

Sitios web con pocas visitas

Para sitios web como blogs o páginas de pequeñas empresas que no generan un gran volumen de tráfico web, el mantenimiento básico es más que suficiente, aunque es necesario que el usuario o administrador principal de la web tenga algunos conocimientos técnicos para poder gestionar algunas tareas de forma personal, como por ejemplo los contenidos de su web.

En este tipo de mantenimiento se realizan algunas tareas preventivas para evitar errores o fallos en la web, y mantenimiento correctivo para resolver pequeños problemas que surjan en el funcionamiento del sitio.

Sitios web de profesionales

Para páginas web de profesionales de cualquier sector, o sitios web que empiezan a generar un volumen considerable de visitas, es más apropiado un mantenimiento web estándar.

En estas páginas son necesarias más intervenciones y la realización de diferentes tareas para disponer del sitio siempre listo para los usuarios. En este tipo de servicios el mantenimiento proactivo es la clave para garantizar el funcionamiento del sitio web del negocio.

Gran volumen de tráfico o comercios electrónico

Un e-commerce, academia online o web que genere ingresos para la empresa necesita un mantenimiento especial que garantice el buen funcionamiento de la web en todo momento. Este tipo de mantenimiento proactivo evita que se produzcan los errores habituales que pueden dejar una web sin acceso (lo que significa perder ventas).

Además, con un mantenimiento premium se tendrá un tiempo de respuesta inmediato para poder solucionar cualquier incidente de forma rápida y precisa, evitando o minimizando sus consecuencias negativas.

Tanto en las páginas web con gran volumen de tráfico como en las tiendas virtuales o academias online, es necesario tener en cuenta aspectos como la velocidad de carga o el posicionamiento SEO, para sacar mayores beneficios del negocio.

Los negocios digitales que necesitan un mantenimiento total de sus plataformas web que cubran todos los aspectos (mantenimiento preventivo, correctivo y técnico), deben optar por esta clase de servicios.

 

Conociendo los distintos tipos de mantenimiento web que existen, se puede seleccionar aquel que se adecue más a las necesidades de tu sitio web. Este tipo de servicios son garantía de un buen funcionamiento y la mejor forma de ahorrar tiempo a la hora de gestionar un sitio web.

Ir arriba
Abrir chat