Medir la velocidad de tu web: ¿es posible? 2

Si mi web tarda en cargar estaré ante un gran problema pues las consecuencias de una mala velocidad web son graves, como la pérdida de usuarios, la disminución de las conversiones, penalización en el posicionamiento web y la proyección de una mala imagen.

Al medir la velocidad web se obtiene un valor con el que evaluar el rendimiento del sitio, y saber si es necesario realizar cambios y optimizaciones para acelerar el tiempo de carga.

A continuación, veremos cómo saber la velocidad de carga de mi web y qué herramientas puedo utilizar para ello.

Por qué es importante medir la velocidad de tu web

La velocidad web es un factor fundamental para conseguir mejorar la experiencia de usuario. Conocer la velocidad a la que carga una web es fundamental para poder aplicar las medidas necesarias para acelerar ese tiempo de carga. Lo que no se conoce no se puede mejorar.

Los principales beneficios de conocer cuánto tarda un sitio web en mostrar su contenido son:

  • Optimizar el sitio web. Conociendo la velocidad de carga y los factores principales que la están ralentizando, se puede optimizar la web para incrementar su rendimiento.
  • Reducir la tasa de rebote. Cuando una web demora más de 3.5 segundos en mostrar su contenido, el número de usuarios que la abandona en busca de otra alternativa se dispara. Midiendo la velocidad web se podrá saber en todo momento si el sitio está dentro de valores aceptables para evitar una alta tasa de rebote.
  • Mejorar el posicionamiento web. Al medir la velocidad web y mejorar el tiempo de carga, la experiencia del usuario será más satisfactoria. Para Google, la experiencia de usuario es uno de los factores importantes para el posicionamiento, por lo que con una mejor velocidad de carga se conseguirán mejores posiciones en sus páginas de búsqueda o SER.

Las mejores herramientas para medir la velocidad web

En la web existen muchas plataformas donde es posible medir la velocidad de mi sitio web. Además de obtener un valor en segundos de la velocidad web, estos portales también ofrecen información valiosa de los distintos factores que están ralentizando la web como las imágenes, el código HTML, CSS o JavaScript, entre otros.

Veamos algunas de las herramientas más interesantes para medir la velocidad de carga de mi web:

GTmetrix

Esta herramienta es una de las más populares y utilizadas a la hora de medir la velocidad web y la optimización del rendimiento. Su uso es muy sencillo, basta con ir al portal web de GTmetrix e introducir la URL de la web que se quiere evaluar. Pulsando en el botón Test my site, en muy poco tiempo se obtendrá distintos valores sobre la velocidad web como el tiempo de carga del contenido de más peso o el tiempo que los scripts bloquean la carga. También ofrece una clasificación (GTmetrix grade) que mide el rendimiento total de la web (la letra A es el máximo valor e indica que la web tiene un tiempo de carga y rendimiento óptimo).

GTmetrix incluye una lista con recomendaciones sobre dónde puede mejorarse la velocidad de carga.

Un aspecto muy interesante de GTmetrix es la información visual que ofrece. Con una gráfica de barras presenta el porcentaje de cada uno de los elementos que influyen en el tiempo de carga como el HTML, JavaScript, CSS, imágenes, vídeo, fuentes y otras.

Google PageSpeed ​​Insights

Una herramienta que no debe faltar a la hora de medir la velocidad web y el rendimiento es la propia de Google. PageSpeed Insights proporciona datos de laboratorio (relacionados con problemas de rendimiento) y datos de campo (datos reales de los usuarios con el tiempo medio de acceso a la web de los últimos 28 días).

La métrica que ofrece esta herramienta da un valor de la velocidad web entre 0 y 100, dividiendo en tres bloques el rendimiento de la web.

  • Rojo (entre 0 y 49). Mala velocidad web.
  • Naranja (entre 50 y 89). Tiempo de carga medio
  • Verde (entre 90 y 100). Buena velocidad web.

Los colores y la puntuación están basados en un cálculo de otros factores, los Core Web Vitals como el LCP (tiempo de despliegue del contenido más extenso), FID (demora de la primera entrada) o el CLS (mide la estabilidad visual), nos indican de forma detallada los aspectos a mejorar, scripts a optimizar, imágenes, etc.

Nos mostrara 2 pestañas con los resultados para móvil (lo que usa Google para posicionar) y resultados para escritorio, normalmente mucho mejores, ya que en ordenadores siempre carga mejor.

WebPageTest

Un clásico que se ha puesto al día, Web Page Test sigue funcionando muy bien ofreciendo además resultados basados en las Core Web Vitals. Es el test más técnico, ya que de salida nos permite ajustar muchas opciones como la localización desde la que se realiza la prueba (según donde este nuestro hosting o nuestro público), el dispositivo con el que se hace el test, resolución, red, etc.

Después de la prueba (que la hace 3 veces para sacar una media fiable) en los resultados nos mostrara mucho nivel de detalle, con aspectos técnicos complejos para que alguien especializado pueda interpretar y entender bien. Sin duda es el test más potente y fiable, el que más detalles nos da, pero al mismo tiempo el más complejo.

 

Aunque las herramientas para medir la velocidad web son muy útiles y ofrecen información valiosa, no sirven de nada si después no aplicamos mejoras. La mejor manera de medir y acelerar la velocidad de tu web es contar con profesionales como Thinkfocus, que, con su servicio personalizado de optimización web, te garantizan los mejores resultados para acelerar la velocidad de carga de tu página web, academia online o e-commerce.

Ir arriba
Abrir chat